2 sept. 2011

Loca

No digas que no. No hay nada como la débil tentación de sus labios. Como la suave textura de sus manos. O el olor de su colonia. No digas que no. No existe nada comparado con sus besos. Con su sonrisa, con sus ojos. No digas que no.Que te vuelve loca, que tienes ganas de verle, que te mueres por su piel. No digas que no, di que sí. 
Sí, he perdido la cabeza. 
Sí, no puedo vivir sin él.
Sí, lo he entendido. 
No diré que no. 



No hay comentarios: