20 sept. 2011

Volar



Sonó la guitarra al entrar;
la verdad que se ha vuelto a acabar 
sin mirar desde lejos el mar. 
Azul y verde el reflejo 
de tus pasos que despertarán
el calor de lo nuestro al pasar.
Alquilando matices de un beso
que de nuevo esperando estará. 
Y bailándole al sol al compás 
de la música que nos juntará. 
Estrellas que sutiles vivirán 
hasta que muertas brillantes 
no tendrán más remedio que volar.


No hay comentarios: