27 ene. 2011

Tiempo.

Dame la mano y finge no ser quien quiero que seas. Dame una razón para volver. Dame veinte besos que me sepan a poco y después abrázame para que el mundo no se caiga. Pasea conmigo hasta que se vaya la luna, hasta que el sol pueda vernos cogidos de la mano. Llévame a algún lugar escondido y hazme gritar tu nombre mientras me susurras el mío al oído.Vámonos de viaje adónde el miedo no pueda encontrarnos. Báñate conmigo al son de las olas del mar, hasta que su espuma cubra nuestros cuerpos mojados por la sal. Canta conmigo canciones que sólo podamos entender tú y yo. Llamamé por teléfono una vez más, pero esta vez no cuelgues nunca. Dame la seguridad que nunca tengo. Mírame hasta que no pueda resistir abalanzarme hasta tus brazos. Tócame como tú sólo sabes. Cuenta mis lunares y haz de ellos tu número preferido. Regálame un perfume que haga volverte loco. Bailemos despacio nuestra canción encajados como las piezas de un puzzle.  Quiéreme cada segundo. Acaríciame el pelo mientras me oyes llorar. Sepárate de mí despacio al ritmo del sonido de la nada. Quédate quieto mientras me marcho. Cuenta las mentiras que quieras para fingir que no te duele. Gritamé que nunca tuve razón. Retírame la mirada como si no tuviéramos algo especial. Haz caso a tu orgullo. Siéntete indiferente mientras me ves sufrir. Permite que todo se desintegre. Pídeme un falso perdón. Engáñame otra vez con tus palabras. Fíngete ofendido. Enfría lo que una vez fue caliente. Intenta calentar lo que siempre será frío. Acaba de una vez con eso que pudo ser. Vete. Vete ya. 


No hay comentarios: